Instalación de ascensores – Accesibilidad

Proyecons es especialista en la instalación de ascensores en edificios que no disponen de uno.

Son muchos los edificios que no disponen de un ascensor en el portal que permita llegar a todas las viviendas. En Proyecons garantizamos la accesibilidad a la vivienda mediante la instalación de ascensores amplios y de calidad en portales que no disponen de uno, garantizando las mínimas interferencias en el día a día del edificio.

Nuestros proyectos se adaptan a la estructura y tamaño del portal para encontrar el punto exacto en el que pueda realizarse la instalación del ascensor. Buscamos mejorar la accesibilidad del edificio, así como garantizar la instalación de un ascensor con la mejor estética y ahorro energético y acústico.

Instalación de ascensores en Albacete | Proyecons
rampa para portal | PROYECONS

Instalación de rampas y accesos a cota 0

Según la Ley de Propiedad Horizontal por la Ley 8/2013 de 26 de junio, las comunidades de vecinos en las que viva una persona mayor de 70 años o con discapacidad, estarán obligados a instalar rampas en el portal o a modificar el acceso para garantizar su movilidad.

En Proyecons estamos especializados en la elaboración de proyectos para la instalación de rampas de portal mediante las cuales sea posible garantizar el acceso a su vivienda a personas con dificultades para hacerlo. Realizamos el estudio del proyecto para definir cómo instalar la rampa de acceso sin alterar en exceso el día a día de los vecinos.

En los casos en los que sea necesario, también definimos proyectos para eliminar escaleras o bajar a cota 0 el ascensor del edificio.

¿Puedo instalar un ascensor en mi edificio?

Por supuesto.

El problema principal a la hora de instalar un ascensor en edificios antiguos es que sus portales son mucho más estrechos que los de edificios modernos y, habitualmente, no hay espacio suficiente en la escalera para instalar el ascensor.

Dependiendo de la situación del edificio, es posible realizar una reforma en el portal para preparar una zona en la que colocar el ascensor. En caso de que no sea posible, existen otras opciones como instalar el ascensor en el patio de luces, en la fachada exterior e incluso en el interior de las viviendas.

Instalar ascensores en el interior de un edificio

La opción más frecuente cuando se plantea la instalación de un ascensor es la de colocarlo en el portal. Para ello, en ocasiones hay que realizar una reforma integral de las zonas comunes. Dependiendo del estilo del portal, una opción común es la de la demolición de la escalera colindante y colocar, en su lugar, el ascensor. De esta forma se encuentra hueco para el ascensor y se construye una nueva escalera algo más estrecha.

En los casos en los que esta opción no es posible, la solución pasa por realizar una reforma y rehabilitación del portal. En este caso se modifica la distribución de los elementos del portal, se instalan rampas de accesibilidad y se instala un ascensor en un hueco disponible.

Sí. Hay varias opciones más que pueden barajarse a la hora de instalar un ascensor y que ofrecen resultados excelentes.

Ascensores en fachadas exteriores

Una opción muy habitual es la de utilizar la propia fachada del edificio para instalar el ascensor en ella. Este método permite que los edificios con portales estrechos en los que no es posible instalar un ascensor puedan solucionar su problema de forma cómoda y efectiva.

La instalación en fachada supone la realización de una obra menor. Además, permite acceder al ascensor desde la acera para que las personas con movilidad reducida puedan acceder a la vivienda o salir a la calle sin tener que subir o bajar escalones de ningún tipo.

Ascensores en el interior de las viviendas

En caso de que los vecinos no quieran instalar el ascensor en la fachada y no tengan espacio suficiente para ponerlo en el portal, sigue quedan una opción que es cada vez más habitual: instalarlo en el interior de las viviendas.

Este tipo de instalación requiere que todos los vecinos del inmueble estén dispuestos a ceder una parte del espacio útil de su hogar para instalar ahí el ascensor. De esta forma, la puerta del ascensor de cada piso se encontraría en el interior de la vivienda.

En estos casos, los ascensores incluyen medidas de seguridad adicionales para evitar que otro vecino o un desconocido pueda acceder a nuestra vivienda a través del ascensor. El uso de llaves de seguridad únicas e independientes para subir a cada piso suele ser la medida más habitual.

Por supuesto, esta medida solo se puede aplicar en los casos en los que cada tenga una única vivienda. Si hubiera más de una vivienda por piso, esta opción no podría llevarse a cabo.

En la actualidad, existen multitud de ascensores con características y funcionamientos diferentes que se adaptan a todo tipo de edificios. Así, hay que tener en cuenta que no se puede instalar cualquier ascensor en cualquier edificio. Dependiendo del espacio disponible podremos elegir unos u otros.

Veamos las diferencias:

ASCENSORES HIDRÁULICOS PARA ESPACIOS PEQUEÑOS

Los edificios más antiguos tienen poco espacio en las zonas comunes, lo que dificulta enormemente instalar un ascensor convencional. En estos casos, el portal deja espacio a una escalera estrecha y poco más, por lo que una de las soluciones pasa por instalar un ascensor hidráulico.

Este tipo de ascensor está especialmente pensado para instalarse en edificios de pocos pisos. Además, hay ascensores con medidas reducidas y, como no necesita sala de máquinas propia porque el mecanismo se instala en el hueco del ascensor, se convierte en una solución realmente versátil.

Su precio es algo mayor que el los ascensores tradicionales, pero lo compensa con un mantenimiento e instalación mucho más económicos.

EDIFICIOS NUEVOS Y GRANDES ESPACIOS PARA INSTALAR VARIEDADES DE ASCENSORES

Los edificios actuales cuentan con mayor espacio disponible para instalar un ascensor en las zonas comunes. Los cambios en las normativas para cumplir con la Ley de Propiedad Horizontal ha propiciado que todos los edificios cuenten con grandes zonas comunes para ofrecer opciones de accesibilidad a los vecinos.

En estos casos, la opción más común es la del ascensor eléctrico. Los ascensores eléctricos son más rápidos gracias a su mayor potencia, lo que lo convierte en una opción ideal para edificios de varias alturas. Al contar con mayor velocidad de movimiento, se evita la acumulación de personas en los distintos pisos.

Las últimas normativas y leyes relacionadas con la accesibilidad dejan muy claro que es necesario crear edificios totalmente accesibles. Eliminar escalones, ampliar espacios en zonas comunes e instalar ascensores son algunos de los conceptos básicos que hay que cumplir.

¿Qué características deben tener los ascensores para personas con movilidad reducida?

Lo primero que destaca en la normativa es que los ascensores para personas con movilidad reducida deben de tener un ancho mínimo de 80 centímetros. Además, la botonera debe instalarse a una altura más baja para que puedan alcanzar sin problema las personas que no puedan ponerse de pie.

También hay que contar con las personas con visibilidad reducida o ceguera. Por ello, los botones del ascensor tienen que contar con relieve o lectura en Braille. Por último, hay que incluir luces que indiquen cuándo ha llegado el ascensor a una nueva planta.

Tiempos de espera ampliados

Habitualmente, los ascensores abren y cierran sus puertas con bastante rapidez, lo que puede suponer un problema para personas con problemas de movilidad. Para garantizar el acceso y la salida del ascensor a personas con movilidad reducida, a la hora de llevar a cabo la instalación de ascensores estos se configuran para que las puertas se mantengan abiertas un mínimo de 8 segundos y tardan un mínimo de 4 segundos en cerrarse por completo.

Como comentábamos en el punto previo, la Ley de Propiedad Horizontal indica claramente que no debe haber ningún tipo de obstáculo desde la entrada al edificio hasta la puerta de la vivienda. Por tanto, en este caso no sólo hablamos de realizar una correcta instalación de ascensores, si no de eliminar escalones y otros obstáculos.

En este caso, desde Proyecons recomendamos sustituir todos los escalones de entrada al edificio por una rampa de acceso con una pendiente controlada. De esta forma se facilita el acceso a todos los vecinos.

Existen varias formas de mejorar la accesibilidad del portal. Hay quienes optan por instalar rampas de acceso a la vivienda eliminando parte de los escalones de entrada hasta el ascensor pero, en otros casos, se opta por instalar elevadores eléctricos y otras máquinas que facilitan el acceso.

Descubre más sobre accesibilidad en los edificios de Albacete.

CONTACTA CON PROYECONS

Nos pondremos en contacto lo más rápido posible con usted.

No lo lee bien? Cambie el Texto aquí