Razones por las que instalar una rampa de acceso a viviendas, ¿cómo hacerlo adecuadamente?

 In Blog Proyecons

Una rampa de acceso a viviendas son elementos arquitectónicos que deben ser instaladas siempre que sea posible, especialmente si existen personas que presentan alguna minusvalía o mayores de 65 años que empiezan a mostrar problemas evidentes de movilidad a causa de su avanzada edad. Aunque puede que no necesitemos un rampa en el acceso a viviendas en la actualidad, todos podemos tener una lesión que nos imposibilite acceder sin silla de ruedas. Si pensamos a largo plazo, quizás nos ayude a subir y bajar cómodamente a nuestro hogar cuando más problemas tengamos para hacerlo con normalidad. Para regular las barreras arquitectónicas, hay diversas normativas. Estas determinan las características de las rampas de acceso. Veamoslas.

¿Cuándo es obligatorio instalar una rampa de acceso a viviendas?

En nuestro país todavía queda mucho trabajo por hacer a la hora de transformar viejos bloques de viviendas en accesibles. Aunque de un tiempo a esta parte observamos como los portales de edificios son renovados aún existen muchas viviendas con dificultades para su acceso,.

Como bien sabes, las personas con más dificultad para acceder a sus viviendas son las más vulnerables. La normativa se ha preocupado de regularizar que puedan entrar y salir dignamente de sus casas. Por lo menos, de la mejor manera posible y siempre que en el edificio se permita eliminar todas las barreras arquitectónicas existentes desde la edificación.

¿Qué dice la Ley de Propiedad Horizontal?

En la Ley de la Propiedad Horizontal del BOE se pueden consultar y explorar los motivos que han llevado a crear normativas para proteger a personas vulnerables con movilidad reducida. En concreto, es en el Real Decreto Legislativo 1/2013 donde se aprueban protecciones para personas con discapacidades y medidas para su inclusión en la sociedad.

Las personas que han cumplido los 70 años tienen derecho a suprimir dichas barreras siempre que sea posible. Sucede lo mismo con minusválidos que no van a poder recuperar la movilidad a pesar de los tratamientos o las rehabilitaciones y que, por tanto, cuentan con el certificado de incapacidad.

La comunidad de vecinos tiene que ponerse de acuerdo para reunir el dinero necesario para llevar a cabo la obra y programarla en el mínimo tiempo posible. No nos podemos negar a hacerla si existe esta casuística. De lo contrario, únicamente estaremos ganando tiempo para que, finalmente, sea obligatoria su ejecución.

Por lo tanto, teniendo en cuenta que hay personas que la necesitan, que nosotros podemos convertirnos en una de ellas y que nuestra propiedad valdrá mucho más dinero si la vendemos, no hemos de negarnos.

¿Cómo deben ser las rampas de acceso para las viviendas?

Una vez se ha determinado la necesidad o el deseo de construir una rampa de acceso a la vivienda, conviene tener en cuenta lo que marca la ley sobre sus medidas y características principales. Por norma general, cualquier empresa que se encargue de presupuestarnos esta obra nos asesorará oportunamente. Sin embargo, tal vez queramos conocer estas especificaciones para poder exigir la construcción de una rampa o entender que no cabe en el espacio libre.

Pendiente

Subir y bajar en una pendiente muy pronunciada es peligroso. Por eso, esta característica depende de la longitud de la rampa. Si tiene menos de 3 metros, no puede superar el 10 %; si es mayor a 6 metros, puede llegar hasta el 8 %.

Longitud y anchura

Sus medidas tienen que amoldarse a las necesidades, a los usuarios y al espacio. Por ley, no puede haber una rampa de acceso que supere los 9 metros de longitud. Para poder recorrerla sin problemas, el ancho mínimo es de 1,20 m, el cual permite la circulación de una persona sola en silla de ruedas.

En conclusión, usar una rampa de acceso a viviendas es deseable y, en muchas ocasiones, llega a ser imprescindible. Si existe la posibilidad de crear una sin interferir en el trazado de la propiedad o incomodar otros accesos, debe hacerse cuanto antes. Para ello, hemos de contar siempre con instaladores de rampas profesionales.

Por ejemplo, una empresa como Proyecons nos ofrecerá todas las garantías, cumplirá con las normativas legales y nos permitirá un uso duradero y satisfactorio. Somos especialistas en instalación de ascensores en Albacete, obras de rehabilitación de edificios, aislamientos térmicos, etc. Pregunta por nuestros servicios, estaremos encantados de ayudarte.

Recommended Posts
CONTACTA CON PROYECONS

Nos pondremos en contacto lo más rápido posible con usted.

No lo lee bien? Cambie el Texto aquí